lunes, 17 de noviembre de 2008

Relajar el cuerpo


Cuando llego Shioiri Sensei en enero de este año, al igual que muchos sensei que usualmente viajan y practican con gaijines, se quejo de lo mismo, "pegan muy fuertes y son muy duros en sus movimientos", lo interesante es que en vez de quejarse dedico ,segun el mismo comento en un reportaje escrito por el a la revista Kendo-world, sus 3 primeros meses de estadia en lograr ablandar nuestro cuerpo para recien enseñarnos a hacer Kendo un poco ams avanzado(asi que dedicare este segmento a hacer un resumen de lo que fueron sus cambios en esos 3 meses).
Para lograr esto ejecuto una serie de ejercicios muy simples, pero a la vez extremadamente utiles, lo primero fue cambiar el Suburi, especificamente el punto de impacto donde uno detiene el shinai, ya no es a al altura de la cabeza, sino la altura de la nariz, como si el shinai cortara esa porcion de la cabeza, asi uno logra proyectar mas los brazos hacia adelante y se acostumbra a dejarlos ahi despues del golpe(util para las personas que luego de golpear hacen el zanshin subiendo los brazos demaciado, al menos era mi caso.), otra cosa que cambio era que en vez de realizar muchos suburi juntos, realizar series mas cortas, por ejemplo 10 o 20 veces men, para luego relajar todo el cuerpo y volver a hacer otra serie de 10 o 20, con eso uno se acostumbraba a tener el cuerpo relajado en todo momento. Luego de cambiar nuestro suburi paso al Kamae, se supone que la fuerza uno la tiene que poner solo al instante del golpe, por lo tanto uno tambien debe estar relajado en el Kamae, el ejerciocio que hizo tambien fue muy simple, no puso a todos en Kamae, y luego pasaba tirandonos el shinai a todos, si el shinai salia de nuestras manos estabamos relajados, si lo agarrabamos con fuerza estabamos tensos y habia que volver a ponerse en kamae mas relajado. Finalmente vino la correccion en la parte de entrenamiento basico, cuando pegamos men con una persona adelante. Asi uno pegaba men y el motodachi cuando uno pasaba despues del men presionaba las manos de la persona que habia golpeado el men, si las manos se recogian hacia el pecho quiere decir que uno estaba relajado, si no quiere decir que aun estamos tensos, debo decir que esto muy complicado, si bien es cierto que uno peude sentir su cuerpo relajado es dificil saber si uno realmente lo esta, para esto resulta fundamental la ayuda del motodachi que detiene los brazos de uno, para asi saber si el movimiento se esta ejecutando con el estado de relajacion post impacto necesario. Como cunclusion final puedo decir por mi experiencia que esto me ayudo mucho, yo nunca he sido de los que pegan fuerte, pero debo decir que mis compañeros que si lo hacian dejaron de hacerlo, y que los shoshinsha que se han puesto el bogu ultimamente pegan con la fuerza optima, ademas gracias a todos estos ejercicios pude mejorar considerablemnte mi problema del hikiage luego del golpe(levantar los brazos despues de pegar), ahora cuando entro un golpe limpio salgo siempe hacia adelante, hay exepciones como cuando ejecuto una ojiwaza y el espacio es poco, ahi sigo haciendo hikiage, pero ahora a proposito, y no como antes qeu era mi forma de hacerlo. En cuanto a la utilidad de este ejerciocio visto de forma mas global, uno al relajar el cuerpo es capaz de moverse con mayor fexibilidad y facilidad, lo que hace que 1)uno se canse menos, y 2 )lograr una velocidad mayor, lo que siempre es util al momento de la practica, y por supuesto no machacar a los pobres compañeros de Kendo con golpes brutales, y de forma incorrecta.

2 comentarios:

Hector dijo...

Hola Nico:
Muy buen aidea la de tu Diario, aunque ya no practico , puedo seguir disfrutando del Kendo leyendo esto.

PD: Que bueno que ahora golpean mas relajados, mas de alguna vez salí con un gran dolor de cabeza y viendo doble...jaja.

Saludos.
H.

Ñiaka dijo...

Qué bueno que comentes las cosas que has aprendido con Shioiri Sensei... Él siempre tan ilustrativo y eficiente para todo. Espero volver a la practica en algún futuro no muy lejano, pero seguramente para ese entonces Shioiri ya se habrá marchado.

Bueno, así es la vida.


Saludos!


Daniela Abarzúa